Silvia Aranza

Con una amplia trayectoria familiar donde cuatro generaciones dan continuidad a tan bella profesión, el salón y lo artístico se fusionan y al mismo tiempo se bifurcan para crear SAS, nuestro espacio de expresión. 

En el salón rompemos los moldes para innovar y ofrecer belleza, haciendo sentir a nuestros clientes como lo que son: personas únicas en búsqueda de realzar su identidad. Nos centramos en una atención personalizada, donde las últimas novedades y técnicas de los servicios que brindamos le dan respuesta a lo que la mujer viene a buscar. 

La técnica toma la punta para generar disparadores de inspiración y convertir así, todo lo artesanal, en una expresión puramente artística. 

En plena ebullición, SAS dice presente con sus continuas colecciones y su sello personal.